Compostaje doméstico

¿Porqué hacer composta?

La basura se genera cuando se mezclan los residuos orgánicos con otros residuos sólidos no degradables, lo que produce  contaminación al suelo, el agua y la atmósfera.


En promedio, el 50% de los desechos de un hogar son orgánicos.   Todos estos residuos pueden degradarse fácilmente y convertirse en un abono natural rico en nutrientes para las plantas y el suelo: la  composta.   



 

Devolvámosle tierra a la Tierra

¡Regresemos a lo básico!

Los humanos insistimos en convertir los procesos  cíclicos de la naturaleza en procesos lineales que generan desequilibrio en el planeta.


El proceso de hacer composta es cíclico y es una manera natural de desahacerse de los desechos orgánicos.


Es muy fácil hacer tu propia composta en casa, no importa si no tienes jardín; al reciclar tu mismo tus propios residuos orgánicos reduces considerablemente la contaminación innecesaria que se genera por transportarlos. 



¿Cómo hacer composta en en un bote compostero?

Haz capas con materia fresca y materia seca

Deposita los residuos orgánicos frescos en tu bote compostero y cubrelos con materia seca.


Materia fresca: cáscaras, bolsas de té, servilletas sin color, bolsas de papel, residuos de café, verduras etc.


Materia seca: pasto y hojas secas, aserrín, tierra ¡o la misma composta una vez que la produzcas!

Airea la composta una vez a la semana

Utiliza un aireador de composta para revolver el contenido del bote y permitir la oxigenación de la materia.

¡Cosecha tu composta!

En 6 u 8 semanas abre la puerta de abajo y extrae tu composta.


Utilízala para abonar tus plantas ¡o como materia seca para reciclarla una y otra vez!

Conoce nuestros modelos de botes composteros